Rejuvenecimiento con IPL

 Existen varios tratamientos para recuperar la frescura facial perdida, aunque no todos actúan contra su enrojecimiento.

Pero un nuevo procedimiento con Luz Pulsada Intensa (IPL) prueba que es posible renovar la piel y al mismo tiempo mejorar las zonas con foto-envejecimiento, problemas de pigmentación, cicatrices de acné, poros grandes y hasta rosácea.

 

 

El foto-rejuvenecimiento con Luz Pulsada Intensa es un tratamiento no invasivo con una lámpara especial de banda ancha que mejora la piel de la cara, el cuello, el escote y el dorso de las manos. A diferencia de otros procedimientos como el resurfacing con láser, el peeling químico y la microdermoabrasión, el foto-rejuvenecimiento con IPL es un tratamiento verdaderamente efectivo capaz de tratar el eritema (enrojecimiento de la piel) y el flushing (episodios de enrojecimiento y calor), en la cara, el cuello y el pecho.

para conseguir unos resultados óptimos, se realiza una serie de cinco o más sesiones de entre 15 y 20 minutos, con intervalos de tres a cuatro semanas. Normalmente, no se requiere anestesia y se puede apreciar una mejoría importante sin período de convalecencia o recuperación del paciente”.

 

El foto-rejuvenecimiento con IPL es entonces una alternativa para quienes quieran mejorar el aspecto de su piel pero que no desean tener ningún período de recuperación ni tampoco sufrir las molestias o los riesgos del resurfacing con láser. Además, presenta un mínimo riesgo de lesión ocular, a diferencia de lo que ocurre en los tratamientos de luz de láser.