La fotodepilación corporal consiste en el uso de filtros especiales de Luz Pulsada Intensa de última generación para eliminar de forma definitiva el vello corporal. Esta tecnología se basa en la atracción hacia un rango del espectro de luz por parte del folículo piloso o raíz del vello, generando así la degeneración definitiva del mismo y en consecuencia, una destrucción del vello desde la raíz, impidiendo su crecimiento futuro.


El número de sesiones es variable, con un promedio de 4-6 en mujeres y 6-10 en hombre, sin embargo siempre debe acudir a una evaluación donde se determine el número de sesiones estimadas. Las sesiones se realizan cada 3 a 4 semanas. El tratamiento es apto para hombres y para mujeres desde los 18 años de edad. 


Los vellos deben tener color, las canas no son detectadas por el espectro de luz y por ende no pueden ser eliminadas.
Debe acudir rasurado al ras (Del mismo día o el día anterior) con afeitadora manual o eléctrica. Evitar depilaciones con pinzas o cera previo a la sesión.


Debe evitar la exposición al sol tipo playa, piscina, deportes al aire libre 15 días antes y 15 días después de la sesión si ésta se realizó en una zona del cuerpo expuesta a la luz.