La mesoterapia es el tratamiento más efectivo para combatir la celulitis y los depósitos de grasa que se acumulan en zonas específicas. 


Consiste en administrar pequeñas dosis de productos homeopáticos en la primera capa de la dermis (justo debajo de la piel), mediante inyecciones que no provocan ninguna molestia. Estas infusiones logran una disminución progresiva (en unas diez sesiones) de las áreas problema, ya que al actuar directamente sobre el tejido adiposo liberan el exceso de grasa y toxinas.